Combustibles fósiles – Cuáles son, formación y usos

Un alto porcentaje de la energía que se usa en todo el mundo se deriva de los combustibles fósiles y se estima que este valor puede alcanzar hasta un 90%. Estas fuentes de energía se encuentran y han sido formadas por la Tierra.

Condiciones especiales de calor y presión, sumadas a millones de años; permitieron que organismos muertos en el subsuelo sufrieran una descomposición anaeróbica, generando fuentes de energías.

Publicidad de Google AdSense

Qué son los combustibles fósiles?

Combustibles fósiles son todos los elementos que utilizan combustión para generar energía y que han sido formados a partir de organismos y plantas que existieron en la tierra hace millones y millones de años. De manera que la materia orgánica producida hace muchísimo tiempo es la base de los combustibles fósiles.

Después de pasar por grandes cambios, han llegado a formar elementos con niveles de energía altos, ejemplo de esto son los hidrocarburos. Se trata de una energía no renovable, lo que indica que es una fuente limitada.

Cómo se formaron los combustibles fósiles?

El origen de los combustibles fósiles se remonta a millones de años atrás. Se puede comparar la corteza de la Tierra con un caldero geológico gigante. Todos los restos de vegetales, animales y toda suerte de organismos vivos se fueron acumulando en el fondeo de los ríos, mares, lagos, etc. Las capas de sedimentos cubrieron lentamente estos componentes.

Diversas condiciones, como bajos niveles de oxígeno y varias reacciones químicas, dieron lugar a los hidrocarburos. Dependiendo de la formación, estos se trasformaron en elementos gaseosos, líquidos o sólidos. Los restos que posteriormente originaron los combustibles fósiles provienen del período Carbonífero de la Tierra (más o menos, unos 350 millones de años atrás). En esta era geológica se formaron los bosques que en la actualidad son yacimientos de carbón.

Publicidad de Google AdSense

Tipos de combustibles fósiles

  • Petróleo: Es un compuesto de hidrógeno y carbono que está en estado líquido y tiene consistencia oleosa. Se encuentra en el subsuelo, a unos 600 y 5000 m. de profundidad. El petróleo se formó a partir de restos de organismos vivos vegetales, acuáticos y animales. Estos vivían en las lagunas, mares o en desembocaduras de ríos. Este recurso ha sido utilizado por el ser humano desde la antigüedad. Los egipcios usaban el petróleo para la conservación de las momias y los romanos lo empleaban como combustible para dar luz. El petróleo y todos sus derivados poseen una innumerable cantidad aplicaciones. No solo es el combustible principal, sino que constituye la materia prima de muchas industrias.
  • Carbón: Es un mineral que se obtiene de restos de plantas y árboles que quedaron sumergidos en aguas de pantanos. Estos sufrieron putrefacción por efecto del agua y las bacterias. Todo esto quedó sepultado en capas continuas de fango que, cuando se someten a condiciones especiales de presión, calor y bajo oxigeno, se trasforman en lo que hoy se conoce como carbón. La importancia del carbón radica a la capacidad de combustión que posee, además de servir para la fabricación de muchos otros artículos. El impacto que este mineral tuvo en el transporte y la industria al usarlo como combustible ha sido invaluable.

  • Gas natural: Es otro hidrocarburo que se ha formado debajo de la Tierra, producto de la sedimentación de materia orgánica. Está acompañado por petróleo y para obtenerlo es necesario realizar una extracción para luego almacenarse y distribuirlo a través de gaseoductos. Este gas es incoloro, inodoro, aunque luego de extraerlo se le añade un componente que le da un fuerte y desagradable olor para poder determinar si hay un escape de gas.
  • Gas licuado del petróleo: El gas licuado del petróleo es más bien un producto residual del proceso de refinado de petróleo. Se compone de gas propano y butano y se obtiene cuando se realiza la extracción del gas natural. Es el que se utiliza para la calefacción, en los vehículos motorizados y en los procesos industriales

Para qué sirven los combustibles fósiles?

Son muchas las aplicaciones que se les da a los combustibles fósiles. Cada uno de ellos se puede empelar en diversas actividades industriales y domésticas.

Aplicaciones del petróleo

El petróleo se refina y se convierte en distintos compuestos, entre ellos gasolina, turbocombustible, diésel, queroseno, gas propano, bencina, fuel oil, asfaltos, bases lubricantes, disolventes alifáticos, etc.

Algunas de las aplicaciones que se les da a estos compuestos son:

  • Combustible para vehículos automotores, camiones, buses, aviones, etc.
  • Se usa en estufas domésticas.
  • Fabricación de disolventes.
  • Extracción de pinturas, aceites, adhesivos, pegantes, etc.
  • Elaboración de productos agrícolas, ceras, caucho, betunes, etc.
  • Para producir asfalto o como sellante en las construcción.
  • Materia prima de aceites lubricantes.

Aplicaciones del carbón

  • Como combustible para generar energía eléctrica.
  • Combustible de hornos y principal reductor en diversos procesos.
  • Como enriquecedor del hierro en siderurgia.
  • Combustible de uso doméstico.
  • Puede ser convertido en un compuesto similar al petróleo por medio de licuefacción directa.

Aplicaciones del gas natural

  • Como generador de vapor en industria de alimentos.
  • En las cocinas domésticas.
  • En cocción de los productos cerámicos.
  • Fundición de los metales, tratamientos de calor, temple y recocido de los mismos.
  • Sistemas de calefacción, aire acondicionado y generación eléctrica.
  • Combustible para vehículos.