¿Cómo funciona el IRM (imagen por resonancia magnética)?

Cómo funciona el IRM (imagen por resonancia magnética)

La IRM (imagen por resonancia magnética) es una técnica de diagnóstico que reproduce imágenes anatómicas en tres dimensiones. Este tipo de tecnología no resulta invasiva al cuerpo humano, ya que no utiliza un tipo de radiación peligrosa.

Entre sus usos frecuentes, la IRM sirve para detectar enfermedades, monitorear tratamientos y diagnosticar diversas patologías, permitiendo visualizar las imágenes en 3D que facilita la visión de distintos ángulos. Su funcionamiento parte de un tipo de tecnología que detecta las alteraciones en el eje de rotación de los protones que componen los tejidos del cuerpo humano.

Publicidad de Google AdSense

Funcionamiento y partes de la IRM

El equipamiento de la IRM posee una cama y un cilindro, abierto en ambos extremos, que permite al paciente recostarse para desplazarse al interior del escáner. A veces, en procedimientos específicos, puede colocarse un marco sobre la parte del cuerpo humano que se necesita analizar, para poder crear una mejor calidad de imagen.

La IRM se vale de imanes que, al provocar un campo magnético, permite que los protones presentes en el cuerpo humano se alineen con ese campo. A través de la IRM, los protones se estimulan, luchando con la fuerza del campo magnético. Una vez terminado este proceso, los sensores de la IRM permiten localizar la energía que se ha liberado.

Para poder obtener las imágenes, el paciente debe ingerir un líquido de contraste que permitirá una mayor claridad en las mismas. Además, para poder manipular la IRM se utiliza una computadora con la que un técnico la opera, localizada en una habitación separada para evitar que se encuentre dentro del campo magnético que genera el resonador.

Un escaneo puede tardar hasta tres o cuatro minutos. Durante este tiempo, el escáner emite sonidos fuertes, que provienen de la corriente eléctrica en el interior del resonador para encenderlo y apagarlo.

Aplicaciones de la IRM

La tecnología IRM es utilizada para obtener imágenes de tejidos suaves del cuerpo. Sus usos son:

Publicidad de Google AdSense
  • Neurología: Sirve para diagnosticar aneurismas, tumores, accidentes cerebrovasculares (ACV), trastornos en la médula espinal, lesiones cerebrales por traumatismos.
  • Cardiología: Se utiliza para dar seguimiento a inflamaciones en las paredes del corazón, patologías de aorta, controlar el tamaño del corazón y problemas estructurales.
  • Traumatología: Puede localizar y diagnosticar infecciones óseas, tumores en tejidos blandos y huesos, lesiones en articulaciones y anomalías en los discos vertebrales, entre otros usos y aplicaciones.
  • Cirugía general: Se emplea para diagnosticar patologías en riñones, hígado, próstata, bazo, páncreas y conductos biliares.
  • Ginecología: Sirve para realizar mamografías y diagnosticar nódulos y otras formaciones tumorales en las mamas. Además, también puede detectar y diagnosticar malformaciones y enfermedades relacionadas con el útero y los ovarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *