¿Cómo funciona una central hidroeléctrica?

Cómo funciona una central hidroeléctrica

Hay diversas centrales hidroeléctricas alrededor del mundo. La primera que se creó fue en el año 1879 y surgió en las cataratas de Niágara para crear energía para el alumbrado público de la ciudad de Niagara Falls, en EE.UU. Pero ¿qué es la energía hidroeléctrica? ¿Qué hace y cómo funciona una central hidroeléctrica?

¿Qué es la energía hidroeléctrica?

La energía hidroeléctrica es un recurso que se obtiene a partir del agua en movimiento. Es aprovechada por el ser humano desde hace miles de años para crear energía de una manera más sostenible. Para poder aprovechar al máximo este tipo de energía, es preciso ayudarse de represas o centrales hidroeléctricas para lograr el objetivo.

Publicidad de Google AdSense

¿Qué es una central hidroeléctrica?

Una central hidroeléctrica es una parte sumamente necesaria para generar energía hidroeléctrica. Necesita de un conjunto de instalaciones y equipamiento electromecánico para poder realizar la transformación del agua (energía potencial hídrica) en energía eléctrica. Dependiendo del caudal de agua que ingrese a esta central hidroeléctrica es que obtendremos la cantidad de energía eléctrica disponible para ser utilizada.

¿Cómo funciona una central hidroeléctrica?

Para poder detallar el funcionamiento de una central hidroeléctrica, es necesario que reconozcamos las partes que la componen para entender qué función parcial cumple cada una en la obtención satisfactoria de un resultado final.

  • Presa o represa: normalmente de hormigón, es la encargada de interrumpir el cuerpo de agua y calmar las aguas para que se genere un desnivel, usualmente utilizado para producir energía.
  • Aliviadores: son los que liberan parte del agua contenida, sin que ésta pase por la sala de máquinas. Se encuentran ubicados en la pared de la represa.
  • Tomas de agua: son las encargadas de filtrar, a través de rejas, el agua que está en el embalse, para enviarla hacia la zona donde será transformada en energía eléctrica.
  • Tubería forzada: reciben el agua de las tomas de agua del embalse y la conducen hacia la sala de máquinas.
  • Turbinas hidráulicas: cuando el agua pasa a través de ellas, se produce un movimiento que hace funcionar al generador de energía eléctrica.
  • Transformadores: esta es la parte, quizás, más conocida del mecanismo. Los transformadores se encargan de aumentar o disminuir la tensión de cualquier circuito eléctrico para mantener la potencia.
  • Cableado: es la parte final del proceso; a través de las líneas de transporte de energía eléctrica puede conducirse la electricidad producida en la central hacia su destino final.

Tipos de centrales hidroeléctricas

Hay diferentes clasificaciones de las centrales hidroeléctricas, pero aquí explicaremos la clasificación general según el régimen utilizado para captar el agua:

  • Centrales de filo de agua: son centrales que requieren un flujo constante de agua, por lo que funcionan de acuerdo al caudal disponible de acuerdo a las condiciones ambientales.
  • Centrales de bombeo: además de ser capaces de transformar el agua en energía eléctrica, estas centrales también son capaces de aumentar la energía potencial del agua. Por esto es que son utilizadas como reservorios de energía para poder hacer frente a las horas pico de consumo de energía eléctrica, así como también para reservar energía para cuando hay menos consumo.
  • Centrales de embalse: es el tipo más común de centrales hidroeléctricas. Utilizan un embalse para almacenar agua e ir regulando su envío hacia las turbinas. Como el agua se almacena, puede brindar hasta un año de energía eléctrica independientemente del caudal del río que la alimenta.

Impacto ambiental de una central hidroeléctrica

El impacto ambiental producto de una central hidroeléctrica es muy pequeño, ya que refiere solo a los efectos producto de la construcción de la misma.

En el caso de la construcción de la represa, los impactos ambientales más importantes son la inundación que se provoca para poder formar el embalse y el hecho de alterar el cauce natural del río. Esto afecta directamente a la vegetación, suelos, población humana y fauna del lugar. Además, al momento de puesta en funcionamiento, tanto de construcción como de la posterior explotación de la central, se precisará la apertura de caminos de acceso o líneas de transmisión de energía eléctrica, que afectan indirectamente al medio ambiente.

Publicidad de Google AdSense

Ventajas de una central hidroeléctrica

Las principales ventajas de una central hidroeléctrica son:

  • Control: además de servir para la generación de energía, también proporcionan control y regulación de los cauces de los ríos, a fin de evitar, por ejemplo, crecidas peligrosas para la población.
  • Vida útil: las centrales hidroeléctricas tienen una larga duración en el tiempo.
  • Economía: si bien la instalación es de un precio elevado, su costo de explotación es bajo.
  • Reutilización: el agua que se utiliza en el proceso puede reutilizarse.
  • Sostenible: la energía hidroeléctrica colabora en cuidar el medio ambiente, ya que no emite gases de efecto invernadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *