Sistema de suspensión

Los sistemas de suspensión permiten el movimiento equilibrado entre ruedas y ejes de un automóvil. Hoy veremos todos los tipos de suspensión utilizadas en la industria automotriz.

Qué es el sistema de suspensión

Cuando se habla de suspensión, nos referimos a las piezas y componentes que unen el chasis con las ruedas de un vehículo para que ellas puedan moverse de manera diferencial ante movimientos no rectos del automóvil (curvas, derrapes).

Publicidad de Google AdSense

Tipos de sistema de suspensión

Según su tecnología, podemos dividir a los sistemas de suspensión en los siguientes.

1. Sistema de suspensión rígida

Sistema de suspensión rígida

En este sistema de suspensión, las ruedas se unen entre ellas y al chasis mediante un eje rígido, transmitiendo las oscilaciones y vibraciones del terreno desde una rueda hacia la otra. El giro de ruedas diferencial entre internas y externas se permite gracias al mecanismo diferencial, una pieza que está dentro de la caja y permite el giro de rueda a diferentes velocidades para evitar que el auto se suelte del terreno ante maniobras de derrape, giros o curvas pronunciadas.

2. Sistema de suspensión semirrígida

La suspensión semirrígida, como su nombre lo indica, tiene cierto porcentaje de rigidez en su funcionamiento, pero este no es total, como en el sistema de suspensión anterior. Esta característica se debe al bajo peso de la suspensión semirrígida, lo que hace que se transmitan de forma parcial las oscilaciones cuando las ruedas interactúan con el terreno. De esa manera, la suspensión no es rígida totalmente, pero tampoco se trata de una suspensión independiente, que es la que veremos en el próximo ítem.

3. Sistema de suspensión independiente

Publicidad de Google AdSense

En este sistema de suspensión, cada una de las ruedas del automóvil está independizada de las otras durante sus movimientos al interactuar con el terreno. La suspensión de cada rueda se realiza a través de piezas verticales u horizontales. Estas piezas pueden ser brazos, así como conjuntos amortiguador/muelle, y la cantidad y disposición de ellos en un vehículo será diferente según el modelo.

4. Sistema de suspensión neumática

Sistema de suspensión neumática

Este tipo de suspensión, también llamada suspensión de aire, se diferencia de los otros sistemas en que no utiliza la fuerza mecánica para lograr su función, sino que se vale de un sistema de compresión para estabilizar el vehículo a la altura debida, impulsando aire a presión desde el compresor hasta un fuelle flexible que controla la altura de los ejes en el chasis.

5. Sistema de suspensión electrónica

Sistema de suspensión electrónica

El sistema de suspensión electrónica se comenzó a aplicar en autos durante la década del 80, tratándose de variaciones en la amortiguación que se realizaban de manera manual por el conductor y se llevaban a cabo a través de electromotores.

Actualmente se sustituyeron por los sistemas de suspensión electromagnéticos, pero antes se utilizaba este sistema en los autos más modernos, así como los de alta gama, y la rigidez de la suspensión, al ser modificada por el conductor según el tipo de suelo o maniobras, no es continuamente variable.

6. Sistema de suspensión electromagnética

Sistema de suspensión electromagnética

Estos sistemas de suspensión se valen del desarrollo de las tecnologías, así como de la fuente de energía magnética, para la suspensión de los automóviles. En estos casos, el amortiguador lleva dentro un fluido de viscosidad dependiente de un campo magnético, que se controla a través de un electroimán. De esta manera, la amortiguación se podrá variar y controlar regulando la potencia de dicho electroimán.

Esta suspensión en es la actualidad la de más alta tecnología e innovación, aplicada en autos de motor eléctrico y alta gama, así como en los últimos diseños de las compañías automotrices a nivel mundial.

Partes del sistema de suspensión

En los artículos de suspensión rígida, semirrígida, electrónica y electromagnética podrás ver en detalle cada uno de los componentes de cada sistema en general. Sin embargo, hay piezas que suelen presentarse en general en todos los sistemas de suspensión, así como casos de piezas similares con funciones parecidas pero conocidas con nombres diferentes.

Partes del sistema de suspensión

  • Mecanismo diferencial: Ya sea articulando las ruedas de manera conjunta o independiente, ya sea mediante fuerza mecánica, eléctrica o electromagnética, el diferencial está presente al ser el mecanismo que permite el giro de ruedas con velocidades diferenciales para optimizar la fijación de estas al terreno.
  • Soportes o Varas: Son piezas que conectan la rueda o el par de ruedas (dependiendo el tipo de suspensión) con el amortizador.
  • Muelles: Ya sean rígidos o diseñados en polímeros o goma (en el caso de los electromagnéticos), los muelles son quienes determinan los movimientos longitudinales en el automóvil.

Características de un sistema de suspensión

Como mencionamos en artículos anteriores, la vida útil de un sistema de suspensión dependerá del mantenimiento mecánico, pero además en los modelos nuevos se requiere una revisión a nivel electrónico para descartar fallas en este sector que podrían ocasionar un desgaste mayor.

Respecto a la complejidad del sistema de suspensión, los sistemas mecánicos de suspensión son menos complejos y poseen menor cantidad de piezas en su sistema en comparación a los eléctricos, así como también en comparación a los electromagnéticos.

Mantenimiento del sistema de suspensión

El mantenimiento de suspensores y piezas vinculadas se realiza en general de manera programada cada 50 mil kilómetros realizados por el automóvil. Se recomienda también chequear estas partes en caso de que el vehículo haya sufrido algún accidente o golpe importante, ya que puede generar desperfectos más considerables  en el funcionamiento si se utiliza una suspensión fallada, deteriorada o rota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *