Sistemas de seguridad vehicular

Sistemas de seguridad vehicular

Desde la invención del automóvil, la industria automotriz ha ideado diversos sistemas de seguridad vehicular para ofrecer, no sólo una excelente experiencia para el usuario, sino también para garantizar la mayor seguridad vehicular posible a la hora de ser partícipe en algún accidente o choque de tránsito.

Así es como nace el sistema de seguridad vehicular, integrado por los elementos de seguridad activa y elementos de seguridad pasiva.

Publicidad de Google AdSense

Seguridad activa

La seguridad activa dentro del vehículo es un conjunto de elementos y sistemas que hacen que el vehículo funcione de manera adecuada y segura, a fin de prevenir accidentes y fallas. Es muy importante que se revisen estos elementos y sistemas según las reglamentaciones vigentes para aprovechar al máximo el vehículo y también para prevenir accidentes y choques de tránsito.

Los elementos que forman parte de la seguridad activa son:

  • Sistema de iluminación: Las luces permiten no solo la comunicación entre vehículos, sino también una mejor visualización del camino.
  • Sistema de frenado: El más utilizado es el ABS, sistema antibloqueo de ruedas.
  • Sistema de dirección: Permite que el automóvil responda a las órdenes del conductor, haciendo que el vehículo sea lo más maniobrable posible.
  • Sistema de suspensión: Sin importar qué tan estable sea el camino, el mecanismo de amortiguadores y neumáticos hace que el vehículo esté siempre en contacto con la ruta y sea estable para conducir.

Seguridad pasiva

La seguridad pasiva dentro del vehículo busca cuidar la vida de los pasajeros para que, en caso de que los elementos de seguridad activa fallen o no alcancen para impedir un accidente o choque de tránsito, los ocupantes del vehículo sufran la menor cantidad de secuelas posible.

Los elementos que forman parte de la seguridad pasiva son:

  • Cinturón de seguridad: Evita el desplazamiento de los pasajeros dentro y fuera del vehículo en caso de impactar contra otro vehículo.
  • Apoyacabezas: En un accidente, evita las lesiones cervicales de los pasajeros, ya que los apoyacabezas impiden los movimientos de látigo cervicales.
  • Airbags: Ante un choque, son bolsas que se inflan en cuestión de segundos para evitar golpes fuertes tanto en caso del conductor como del acompañante delantero.
  • Cristales: En el caso de un accidente o choque, si los cristales se rompen no se astillan, entonces es mucho más seguro el interior del vehículo para los ocupantes. Asimismo, los cristales laterales no cumplen con esta regla: Son mucho más frágiles a fin de servir como vía de escape en caso de accidente.
  • Carrocería y chasis: Cuando tiene lugar un choque o accidente de tránsito, tanto la carrocería como el chasis están diseñados para evitar la transmisión de energía hacia el interior del vehículo.
Publicidad de Google AdSense

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *