Como funciona el control de tracción (ASR)

El sistema de Control de Tracción, también conocido por las siglas ACR, evita que las llantas del automóvil patinen en situaciones específicas como, por ejemplo, al arrancar en el suelo húmedo, las curvas cerradas, etc.

Teniendo como base los sensores destinados al sistema de frenos ABS y en coordinación con la gestión del motor, el ASR actúa en el acelerador y en los frenos garantizando motricidad máxima. Es un sistema de seguridad activa muy útil.

Publicidad de Google AdSense

Que es el sistema de Control de Tracción?

En 1986, Bosch lanzó al mercado el sistema de Control de tracción (ASR). Fue diseñado con el objetivo de prevenir la falta de adherencia en los neumáticos.

Este novedoso mecanismo evita que las llantas patinen cuando la aceleración del vehículo se excede o en caso de que la superficie esté muy deslizante. Puede recibir el nombre de ASR por las siglas en inglés de Anti-Slip Regulation o TCS por Traction Control System.

Como funciona el Control de Tracción?

Funciona usando los sensores y las acciones que posee el sistema de frenos ABS. En caso de que al acelerar una de las llantas del auto patine o gire a más velocidad de lo que debería, el sistema se activa para disminuir el par de giro y recuperar la adherencia entre la superficie y el neumático. Para ello puede efectuar una de estas accionas o varias al mismo tiempo:

Entre las situaciones más comunes en las que actúa este sistema están las aceleraciones bruscas sobre superficies que tienen poca resistencia al deslizamiento. Entre estos suelos se pueden mencionar los mojados, con grava, caminos de tierra y superficies congeladas.

Publicidad de Google AdSense

Ejemplos del funcionamiento del ASR

Para comprender mejor cómo funciona el Control de Tracción se pueden mencionar los siguientes ejemplos:

Lo más común es que sea una llanta la que comience a patinar. Esto puede darse porque al trazar una curva la cubierta interna pierde adherencia por transferencia de peso hacia el interior. También sucede al estar sobre la pintura de un rayado en forma de cebra, entre otras circunstancias.

En estos casos, el ASR primero intentará frenar la llanta que está patinando aplicando el freno sobre la misma, para provocar un efecto diferencia autoblocante. Si esta acción de frenado no es suficiente para corregir, se activa el segundo paso: Se disminuye la potencia del motor al cortar el acelerador, a expensas de la insistencia del conductor por acelerar con el pie. Si ambas ruedas de un solo eje comienzan a patinar por aceleración excesiva, la fase dos se activa directamente y se reduce el suministro de combustible hacia el motor.

Desactivación automática del Control de Tracción

Los frenos pueden calentarse en exceso cuando sucede lo anterior, es por ello que por seguridad el Control de Tracción se desactiva si se abusa demasiado de este sistema. Hay que recordar que el aumento de temperatura ocasiona la pérdida total de los frenos, efecto conocido como fenómeno fading.

Clases de Control de Tracción

En un automóvil hay dos clases de Control de Tracción: El que reduce la potencia del motor al detectar que la llanta no pude transmitir su esfuerzo al asfalto y el que trabaja sobre el sistema de frenado, al retener la rueda que ha perdido tracción.

En ambas circunstancias, todo radica en que el sistema de seguridad ABS mantenga la comunicación con el dispositivo que gestiona el motor. En pocas palabras y a manera de esquema, se pude decir que, a través de los sensores del ABS, el sistema de gestión del motor va a detectar si se envía demasiada potencia a los neumáticos y estos han comenzado a patinar.

Sistemas de Control de Tracción para cada situación

Los sistemas en los que la gestión motora corta el flujo de alimentación para disminuir la potencia que se debe transmitir a los neumáticos pueden presentar inconvenientes. Por ejemplo, resulta difícil salir de una situación en la que una llanta está sobre pintura mojada y la otra sobre el asfalto.

En una circunstancia como la que se menciona anteriormente, el ASR cortará al acelerador evitando que se pueda avanzar. En condiciones donde hay diferencia de adherencia, el Control de Tracción que trabaja frenando el neumático que está patinando actúa de forma similar al diferencial autoblocante, sacando del apuro eficazmente.

Partes del sistema de Control de Tracción

Este sistema emplea la instalación del freno y se aprovecha del sistema de seguridad ABS para funcionar. Ambos buscan mejorar la motricidad del automóvil y evitar que los neumáticos patinen sobre una superficie deslizante o al haber una aceleración fuerte, de manera que el ASR se desempeña como diferencial autoblocante.

El Control de Tracción, similar al control de estabilidad, usa los sensores del ABS para funcionar. Diferente al segundo sistema, el de tracción solo evita que hayan pérdidas de motricidad por aceleración excesiva. No es capaz de recobrar la trayectoria del automóvil en caso de que se presente sobreviraje o subviraje.

Elementos adicionales del Control de Tracción

El ASR usa casi todos los elementos del ABS, solo requiere de algunos elementos más como:

  • Un bloque de electroválvulas extras TC
  • La presencia de presocontacto de seguridad dentro de la cámara de amplificación
  • Los Testigos TCS y TCS CONTROL
  • Una central de control simultáneo del ASR y ABS

Importancia del ASR en los diferentes tipos de vehículos

Este sistema ha sido un elemento de seguridad para los autos de alto rendimiento. Estos requieren ser acelerados sensiblemente evitando que sus llantas patinen, en especial cuando la superficie está mojada o tiene nieve. En la actualidad, el Control de Tracción se ha instalado en toda clase de vehículos debido a las ventajas de seguridad que presenta. En los autos de carreras permite aumentar la tracción cuando se acelera luego de pasar una curva, sin que las llantas patinen.

En los vehículos todoterrenos se usa el Control de Tracción a cambio o en añadidura a la mecánica para patinaje limitado. Esto se implementa frecuentemente con un límite de patinaje electrónico. El patinaje de los neumáticos será menor con actuaciones pequeñas del freno, haciendo que haya más par de giro en las ruedas que no patinan.

Prohibición de uso de ASR en competiciones

El sistema ASR se encuentra prohibido en ciertas competiciones, ya sea para disminuir el costo de desarrollar este sistema o para que sea el piloto quien se encargue de evitar la falta de tracción. Sin embargo, el control de tracción puede implementarse como parte de la Unidad de Control del Motor, siendo difícil detectarlo por comisarios deportivos.

En el caso de la Fórmula 1, desde el 2008, todos los vehículos requieren una ECU estándar que pueda verificarse y así asegurar que ninguno de los pilotos posea Control de Tracción.