Estado Líquido de la materia

Estado Líquido de la materia

El estado líquido es uno de los estados de la materia, junto con el estado sólido, gaseoso y plasmático. Se denomina estado líquido porque las partículas que lo integran se encuentran muy juntas para conservar una cohesión, pero lo suficientemente separadas como para proporcionar una cierta fluidez y el cambio de forma de la sustancia.

Propiedades del estado líquido de la materia

Los líquidos poseen dos propiedades generales que se reconocen en todos los elementos:

Publicidad de Google AdSense
  • Los elementos líquidos no pueden comprimirse, por más que se aplique sobre ellos fuerzas muy pesadas e intensas.
  • Los líquidos no poseen forma propia, sino que adquieren la forma del recipiente que los contenga.

Características del estado líquido de la materia

El estado líquido de la materia posee las siguientes características fundamentales:

  • Fluidez: Se trata de una característica exclusiva de los elementos líquidos y los gaseosos. Esta característica permite que los elementos líquidos puedan pasar de un recipiente a otro o a través de canales estrechos. Esto se explica porque sus partículas, al no tener forma propia, pueden escurrirse y deslizarse por las superficies con facilidad.
  • Adherencia: Los líquidos pueden quedarse sujetos a diversas superficies.
  • Viscosidad: Esta característica está relacionada con la resistencia de los líquidos a deformarse y fluir. Los líquidos con mayor viscosidad, como el petróleo, fluyen a una velocidad mucho más lenta que los líquidos de menor viscosidad, como el alcohol o el agua.
  • Forma: Los líquidos no poseen una forma propia, sino que adquieren la forma del recipiente que los contiene.
  • Densidad: Refiere a la cantidad de masa que se halla en determinado volumen de una determinada sustancia.
  • Tensión superficial: Data de la propiedad que describe la resistencia de los líquidos a aumentar la superficie por unidad de área. Algunos líquidos adoptan una forma determinada, como una esfera en el caso del agua, por la forma que tienen sus gotas. Asimismo, por la tensión superficial, algunos elementos líquidos oponen resistencia a la penetración de los objetos en su superficie, dependiendo del peso de estos objetos y la densidad de los mismos.

Cambios del estado líquido de la materia

El estado líquido puede cambiar de estado, como los otros estados de la materia, sin la necesidad de alterar su composición. Estos cambios de estado son:

  • Fusión: Se trata de un cambio de estado progresivo y permite el paso de un elemento sólido a estado líquido. El elemento sólido llega a un punto de fusión, que hace que sus moléculas se desplacen. Un ejemplo de esto son los metales que cambian de estado al ingresar a los hornos de fundición.
  • Solidificación: Es un cambio de estado regresivo y permite que un elemento líquido se transforme en sólido. Se trata de un proceso exotérmico donde, una vez que el material llegue a su punto de congelación, se solidifica. Un ejemplo de esto es el tratamiento de la mantequilla, que luego de derretirla al exponerla a altas temperaturas, vuelve a su estado sólido inicial al exponerla a temperaturas bajas como la de un refrigerador.

Ejemplos de estado líquido

Podemos tomar contacto con muchos ejemplos de estado líquido de la materia en nuestra vida cotidiana. Algunos son:

  • Gasolina: Se trata de un derivado líquido del petróleo.
  • Orina: Líquido con gran contenido de amoníaco y urea. Es el medio por el cual se eliminan desechos tóxicos del cuerpo y algunos residuos de nuestro metabolismo.
  • Mercurio: Es el líquido que contienen los termómetros. Se trata del único metal que a temperatura ambiente se mantiene en estado líquido.
  • Agua: La sustancia líquida más común y más abundante en el planeta Tierra. Su estado líquido se conserva a temperatura ambiente y a pesar de algunas sustancias que pueden estar disueltas en ella.
  • Ácido sulfúrico: Es de uso común en muchos laboratorios. En contacto con materia orgánica viva es muy corrosivo y dañino.

Relación entre el estado líquido y el estado gaseoso

Los elementos líquidos y gaseosos comparten algunas características y propiedades. Sin embargo, la propiedad fundamental que los diferencia es la compresibilidad. En los elementos gaseosos, el volumen que ocupa una masa varía de forma por consecuencia de las variaciones de temperatura y presión a las que se encuentre expuesta.

Además, existen más propiedades que distinguen los elementos gaseosos de los líquidos. Estos últimos tienen una mayor densidad que los gaseosos. Asimismo, los gases, al estar en un recipiente, ocupan todo el volumen, mientras que los elementos líquidos pueden presentar una superficie libre si el volumen de líquido es menor que el del recipiente.

Publicidad de Google AdSense

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *